The Order 1886, un shooter “antiguo” con armas “realistas”

El equipo de Ready at Dawn está empeñado en que su shooter The Order: 1886 sólo proporcione las armas justas al usuario (las que éste podría transportar), exactamente como ocurriría en la realidad. Los arsenales sin límite al servicio del jugador, son cosa del “pasado”.

Ru Weeasuriya, Director creativo de uno de los shooters más esperados y menos conocido por los jugadores hardcore, The Order: 1886, ha contado en una entrevista concedida a Gameinformer, cómo controlaremos nuestro sistema de armas en el juego:

Las armas y cualquier otro objeto que te equipes, lo harás de una forma parecida a como se haría en la realidad. Era importante para nosotros que… lleves las armas necesarias en los momentos en los que las necesites.. así que el sistema se basa en eso, en lo que un personaje “realista” podría llevar, dando la opción al jugador de elegir con qué equiparse“.

The Order 1886

The Order: 1886 es uno de los juegos de PlayStation 4 que más expectativas está provocando entre los gamers más “sofisticados”, especialmente desde la impresionante presentación que llevó a cabo Sony en el pasado E3.

La compañía japonesa ha concedido mucha libertad de acción a los creativos y programadores del Estudio Ready at Dawn para que desarrollen una idea nueva dentro del universo de los shooters. El resultado será/es The Order: 1886. Estamos frente a una ucronía ubicada en un Londres victoriano (siglo XIX) con un toque muy peculiar.

The Order 1886

Seremos atrapados por una ambientación exquisita, y una Historia, sólida y persistente, con mayúsculas, que nos arrastrará a lo largo de toda la trama. La sensación de estar ante un FPS con “clase” y muy cuidado, nos acompañará en nuestro deambular por la misteriosa bruma londinense.

Explorar, y no sólo luchar, nos tendrá atareados en una interminable guerra que se viene sucediendo a través de los siglos, entre los humanos y los mestizos.

The Order 1886

El título estará disponible en 2014 en exclusiva para PS4.

 

Si te gusta... ¡corre la voz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *