Sniper Fury, el francotirador navideño portátil

Android, iOS, Windows Phone

Sniper Fury, un shooter casual para tabletas y móviles, va a servirnos a los jugones como entrenamiento para mejorar nuestros reflejos. Todos los francotiradores de élite necesitamos precisión y rapidez.

El equipo de desarrollo de Gameloft saca al mercado a principios de dicembre su título Sniper Fury. Vamos a tener un rifle de francotirador de última generación en nuestras expertas manos. Este juego, Sniper Fury, está pensado para nuestros dispositivos portátiles Android, iOS y Windows Phone y su intención es convertirnos en la pesadilla de los terroristas.

Gameloft nos pone en la piel de un tirador de élite, y nuestro objetivo es solventar con éxito todo tipo de situaciones embarazosas (escenarios con rehenes, bombas…). Para ello vamos a contar con la ayuda de la tecnología que pone a nuestra disposición una serie de artefactos interesantes.

sniper-fury_002

Entre nuestro equipamiento vamos a contar con:

  • Spotter – Bio-radar que identifica y localiza todos los enemigos, humanos o mecánicos, dentro de nuestro radio de tiro. Detecta el más mínimo de los movimientos, y evita que nadie pueda sorprendernos desagradablemente.
  • Slow Time – Ralentización del tiempo mediante un estimulante médico secreto creado en Europa occidental. Vamos a ser capaces de percibir y reaccionar ante el entorno que nos rodea a una velocidad pasmosa. Esta facultad es vital ante enemigos mortales.
  • Munición especial – Balas con ojiva-química antichalecos. El proyectil corrosivo tiene un efecto letal sobre cualquier tipo de blanco.

Sniper Fury también va a poner a nuestra disposición Paquetes de Batalla de Élite y un Rifle personalizado de oro, fabricado con una aleación especial que aumenta la resistencia del arma, su durabilidad y reduce considerablemente su peso.

sniper-fury_001
El lanzamiento oficial de Sniper Fury está previsto para el 3 de diciembre de 2015 en nuestros dispositivos Android, iOS (iPad, iPhone) y Windows Phone.

 

 

Si te gusta... ¡corre la voz!

Deja un comentario